Esteu aquí

Vacunas, mentiras y esperanza

Maig 2021

Ha pasado ya algo más de un año desde que la Organización Mundial de la Salud declaró como una pandemia el brote de covid-19. Nuestra vida ha cambiado de forma considerable. Mascarillas, geles, videollamadas... Muchos hemos perdido familiares. El contacto físico, tan nuestro, empieza a formar parte del recuerdo. Un año después, y gracias al esfuerzo de comunidad científica y laboratorios, se nos abre un panorama de esperanza gracias a la aparición de diferentes vacunas.

Las vacunas salvan vidas. Nada ha contribuido más al aumento de la tasa de supervivencia de la humanidad que la potabilización de las aguas y las vacunaciones masivas. Y es la primera vez que la ciencia se une en la causa común de encontrar una solución generalizada que nos proteja contra una amenaza como la que estamos viviendo.

Sin embargo, hay ciertos colectivos que ven la vacunación con dudas y desconfianza. Tener dudas sobre lo que no se conoce es completamente lógico y debemos empatizar con quienes, desde un mundo ajeno a la ciencia, necesitan que se les aclaren algunos aspectos. Sin embargo, estas dudas pueden dar lugar a información falsa y bulos que corren como la pólvora en las redes sociales de forma mejor o peor intencionada.

Quiero concluir apelando a la serenidad. Es necesario no sacar conclusiones apresuradas y viscerales. Las vacunas están demostrando ser eficaces y seguras. Lograr la inmunidad de grupo es el objetivo. No hagamos caso a bulos, fakenews ni a palabras de personas populares que no tienen base científica. Confiemos en la ciencia. Vacunémonos. Por responsabilidad. Para salvar vidas. Para remontar la economía. Para recuperar nuestra vida social. La campaña de vacunación masiva es nuestra esperanza.

 

Juan Pedro Pérez Castro
@PerezJP_

Opinions d'altres mesos

Desembre 2020

Conquerim els carrers?

Juan Pedro Pérez Castro

Novembre 2020

Ya lo decíamos nosotros

Juan Pedro Pérez Castro

Octubre 2020

Una vuelta al cole segura

Juan Pedro Pérez Castro

Juliol 2020

El Prat creix cap al nord

Juan Pedro Pérez Castro